Mi selección personal de alojamientos

Siempre me ha gustado viajar a mi aire y conocer los lugares a los que voy por mí misma, sin hacerme antes un spoiler del lugar por culpa de recopilar escesiva información del sitio en cuestión.

Pero en el caso de los hoteles es algo distinto, nadie quiere meterse en un lugar del que pueda salir disgustado y eso lo podemos evitar fácilmente, ¿cómo? Muy sencillo, sabiendo antes cuáles son las recomendaciones de usuarios que como yo, viajan libremente por el mundo y han decidido dónde alojarse en París por unos días.

Así que hoy voy a enumeraros esos hoteles que estos últimos años (ya son más de nueve las veces que he visitado París) me han acogido con gusto y en los que he disfrutado de manera especial, y que por eso mismo, me gustaría recomendarlos. Toma nota:

 

Hôtel La Belle Juliette

Hôtel La Belle Juliette

Dedicado a la musa literaria y la belleza de Juliette Récamier, sus diferentes plantas representan diferentes temporadas de la vida de Juliette, en una agradable mezcla de historicismo y modernidad. Hay un pequeño jardín de estilo nipón y un sótano con Spa. Los grabados viejos esmeradamente cuidados en marcos de la época y al estilo de las primeras ediciones de la literatura romántica son muy elegantes.

Verás mesas de tipo aparador modernas en las habitaciones, y sillas de diseño Aalto (y también iMacs !!), e inclusive las viejas sillas de estilo bergère recuperadas del antiguo hotel que las ha restaurado en colores chocantes rosas y escarlatas. Absolutamente increíble.

 

Le Relais Montmartre

Le Relais Montmartre

Justo en la esquina con la calle Lepic, en el romántico barrio de Montmartre, se encuentra el Relais Montmartre que parece más como una gran casa que un hotel, con una agradable recepción cuyo salón tiene antigüedades y pinturas al óleo y un fuego de leña real en invierno.

También hay un patio pequeño decorado con un tono amarillo en mesas y sillas. Impecablemente mantenido, sus habitaciones son bonitas y florales, con vigas pintadas de colores vivos (fucsia, verde, púrpura, azul...) y con impresiones botánicas en las paredes. Tiene comodidades como un exquisito minibar a la perfección.

 

Hôtel du Petit Moulin

Hôtel du Petit Moulin

Una mezcla única entre la historia de Marais y el diseño de Christian Lacroix de manera rápida han hecho de este hotel un elemento de culto. Está de moda, además todo ello en un entorno que es digno que fotografiar. Las diecisiete habitaciones todas ellas, son verdaderamente diferentes una de otra, con colores atrevidos, chocantes y tejidos exuberantes.

Lacroix se inspiró en la idea del viaje en tiempo y sitio en una mezcla arrebatadora que muestra con un cielo nocturno estrellado, las vigas viejas, grandes tafetanes, espejos venecianos, y muebles de los años sesenta. Puro arte. 

 

Hôtel d'Aubusson

Hôtel d'Aubusson

Con su enorme entrada desde la calle al vestíbulo, quedarás sorprendido del estilo que este hotel ha mantenido desde el siglo XVII. Un acogedor fuego de leña crepita en la chimenea de piedra, mientras en el salón cuelgan tapices de Aubusson. Tiene un patio tranquilo y un bar animado.

Las habitaciones son cómodas y amuebladas de forma tradicional, además de tener buen tamaño en relación a su precioe, los techos altos, las ventanas altas, y las camas con dosel en ciertas habitaciones.

 

Hotel Plaza Athenée

Hotel Plaza Athenée

Uno en este hotel se ve viviendo como un auténtico famoso, y es que este hotel es todo un homenaje a la cercana Opera Garnier. Todos y cada uno de los detalles, los retratos románticos y los capiteles dorados que encotrarás desde el vestíbulo hasta el Bar Red son de estilo boudoir y las habitaciones tremendamente románticas. 

Tras leer estas opiniones y ver sus fotos, ¿tú también te has impresionado?

Valoración: 
Promedio: 5 (2 votes)
¿Te ha gustado este artículo? Danos tu opinión
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para impedir el envío de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Introduce los caracteres mostrados arriba.