Basílica del Sagrado Corazón

El Sacré Cœur de noche
Vistas desde Sacre Coeur

La Basílica del Sagrado Corazón es, junto a la Torre Eiffel, el Arco del Triunfo y la Catedral de Notre Dame, uno de los sitios imperdibles para los turistas que visitan París. Este importante templo religioso (Sacré Cœur en francés) se localiza en la colina de Montmartre y es un homenaje a los ciudadanos que perdieron la vida en la guerra Franco-prusiana.

 

Historia de la creación de la Basílica del Sagrado Corazón

La construcción de este edificio fue decidido por Asamblea Nacional en 1873 y el arquitecto que ganó el concurso para las obras fue Paul Abadie. Según los promotores, Sacré Coeur también fue una manera para expiar la impiedad provocada durante el Segundo Imperio.

La piedra fundacional de la Basílica del Sagrado Corazón fue colocada en 1875, sin embargo no fue hasta 1914 que se completaron las obras. Además, fue consagrada en 1919, cuando terminó la Segunda Guerra Mundial. Los fondos para la construcción provinieron de una suscripción popular.

 

Visitar la Basílica

Se trata de uno de los monumentos más visitados de París y además es un lugar muy apreciado en toda Francia. Ttiene forma de Cruz Griega y se destacan estos sectores: la nave central (de 80 metros de altura), el ábside (una torre cuadrada que hace de campanario y de albergue de una campana de 3 metros de diámetro ofrecida por la diócesis de Chambéry) y la cripta, con la misma disposición que la iglesia.

 

Consejo

Puedes reservar una visita guiada de Montmartre por unos 15€ con un guía profesional en tu idioma. Es una buena forma de conocer a fondo la historia de este mágico barrio de París.

 

La arquitectura de la Basílica del Sagrado Corazón es romana y bizantina, e influyó en la creación de otros edificios religiosos durante el siglo XX, como por ejemplo la Basílica de Sainte Therese de Lisieux. Sus dimensiones son realmente increíbles: 83 metros de longitud y 35 metros de ancho (además de la torre de 83 metros de alto). 

 

Nuevo! Visita virtual 360º de la basílica

Os traigo un nuevo vídeo interactivo en el que te puedes mover con el dedo o con el cursor por la pantalla. Es como si estiveras allí mismo:

Al estar ubicada en una colina de 130 metros de alto, se pueden disfrutar de vistas maravillosas de París, aunque no desde tan alto como la Torre Eiffel o el Arco del Triunfo.

Cómo llegar

Para llegar a la Basílica se debe tomar el funicular de Montmartre, un medio de transporte que presta servicios desde el año 1900. El acceso se localiza en los alrededores de la estación Anvers del metro (línea 2) y de la estación Abbesses (línea 12) y su precio es de un Ticket t+. Otra manera de llegar hasta la cima es subiendo 197 escalones empinados, para los más deportistas y de mejor estado físico.

En las cercanías de la Basílica de Sacré Coeur hay tiendas, restaurantes y hermosas calles para recorrer, dentro del Barrio de los Pintores. Aquí por ejemplo se puede visitar el Museo “Espacio Dalí”, la Place du Tertre y de noche los cabarets, entre los que se destaca el popular “Moulin Rouge” (Molino Rojo). También hay galerías de arte con obras de diferentes artistas locales que, como ocurre desde 1860, viven en los alrededores y se reúnen con sus colegas en los bares o terrazas.

El ingreso a la Iglesia es gratuito (se debe pagar para ingresar a la cripta) y abre todos los días.

Localización: 
35 Rue du Chevalier de la Barre
75018 Paris
FR
Lugares cerca de Basílica del Sagrado Corazón
Estaciones de metro cerca de Basílica del Sagrado Corazón
Château Rouge (a 0.46 km)
Abbesses (a 0.47 km)
Jules Joffrin (a 0.59 km)
Valoración: 
Promedio: 5 (21 votes)
Publicado por

Opiniones sobre Basílica del Sagrado Corazón

Hola, si es posible necesito información sobre qué tal es el interior de la basílica y qué obras de arte es posible ver, ya que iré con mi esposo a París y somos dos amantes del arte. Gracias y saludos
Hola Bianca, la basílica es preciosa, realmente puedes subir a Montmartre a cualquier hora del día porque tanto de día como de noche el escenario no tiene parangón. Los retablos de su interior son muy detallados, obsérvalos y cuando vuelvas del viaje nos cuentas tu experiencia en esta iglesia.
No quiero dejar este mundo sin visitar esta preciosidad de Basílica! Algún día mi marido me sorprenderá con un viaje a la ciudad del amor, y veremos las luces de la ciudad desde el Sacre Coeur...
¿Te ha gustado este artículo? Danos tu opinión